Cómo hacer un cómodo sillón puff

¿Cómo hacer un sillón puff?

Esos sillones tipo puff, tan cómodos, tan juveniles. Todos tenemos recuerdos de nuestra juventud en uno de esos ¿no es así? Hay de todos los diseños que te puedas imaginar, alguno en forma de balones y otros en forma de personajes de alguna película para niños. Pero, también hemos tenido esta pregunta en todo este tiempo.

como hacer un sillón puff

Hacer un sillón puff casero.

No es nada difíciles de hacer (a comparación de en cuanto los venden) y en esta ocasión te diremos cómo hacer uno:

Primero anota en la lista, elegirá los materiales de los que quieres que tu puff y ve a la tienda de telas. Elige una tela batalla ya que con ella harás la bolsa del interior (1,54m de ancho y 5.49 de ancho. Como la bolsa del interior no se verá te conviene una tela muy barata ya que puedes ahorrarte unos pesos para otros materiales.

  1.  Ahora sí, escoge una tela que sea cómoda pues será la cubierta del puff, esta tela deberá ser de la misma medida que de la bolsa interior. Esta tela es a tu gusto, pero recuerda que es deberá ser atractiva pues es la tela que se mostrará.
  2.     Algo divertido. Seguramente has pedido algo por internet y paquetería te lo ha dado con espuma expansiva (esas cositas de color) Sin embargo, ten en cuenta que la espuma se sella al vacío cuando se empaqueta, por lo que se espera que se expanda rápidamente cuando abras el paquete. Esto significa que debes trabajar igual de rápido una vez que sea el momento de colocar la espuma en el interior de la bolsa.
  3. Saca las tijeras y con la tela haz cortes iguales a cada pieza de tela, tranquilos, les explicaremos todo. Comienza con cualquiera de las telas. Lo primero que vas a cortar es un círculo con una circunferencia de 4,3m, así que desenrolla un poco más de 1,4m, que será el diámetro. Extiende bien la tela y de manera plana en la mesa de trabajo.
  4. Una vez que cortamos, encuentra el centro del círculo.Comienza estirando una cinta métrica de 1,4m. Mide la tela longitudinalmente por el centro y haz una marca de al menos 0,7m, desde su extremo libre. Luego mide el ancho de la tela a lo largo de esta marca para verificar que todavía tenga 0,7m de tela en cada lado.
  5. A dibujar. Traza el contorno del círculo y pídele a una persona que te ayude para hacer esto. Primero, corta un trozo de cuerda de 1m de largo aproximadamente. Ata un extremo al lápiz o tiza. Ahora usa la cinta métrica para medir 0,7m a lo largo de la cuerda. Con cuidado, ata el otro extremo a un alfiler, bolígrafo u objeto similar, de modo que la cuerda tenga exactamente 0,7 m de largo cuando esté bien apretada.
  6. Hora de cortar y repetir. Una vez que dibujes el primer contorno, usa unas tijeras para cortar el círculo. Después de eso, desenrolla otras 1,4 m (54 pulgadas) más o menos de la misma tela. Haz un segundo esquema de igual tamaño y córtalo. Luego haz lo mismo con la otra tela.
  7. Corta dos rectángulos de tela. Desenrolla al menos 2,2 m de cualquier tela. Usa la cinta métrica y una tiza o lápiz para marcar un contorno que tenga 2,2 m  de largo por 0,8 m de ancho. Luego usa las tijeras para cortar este rectángulo en la tela. Una vez que cortes un rectángulo, repite el proceso una vez más con la misma tela.
  8.  Llama a tu abuelita por que es hora de cocer. Toma los cuatro rectángulos y emparejarlos por tela. Con cada par, coloca un rectángulo sobre el otro, con los lados derechos uno frente al otro. Alinea los bordes perfectamente. Usa una máquina para coserlos juntos a lo largo de uno de los extremos más cortos para hacer un rectángulo largo de la misma tela.
  9.  Cose un círculo al rectángulo. Nuevamente, empareja las piezas de acuerdo a la tela. Para cada tipo, toma un círculo de la misma tela que el rectángulo y fija sus bordes a lo largo de uno de los lados largos del rectángulo, manteniendo juntos sus lados derechos. Luego cose los dos juntos con un margen de costura entre 0,6 y 1,3 cm. Una vez que cosas todo el círculo a lo largo del lado largo del rectángulo, termina cosiendo los dos extremos cortos del rectángulo.
  10.  Comienza a colocar el círculo inferior. Por cada tela, el primer círculo que consiste en todo el rectángulo ahora es la parte superior de esa bolsa. Ahora ve a la parte inferior. Con cada bolsa, toma el segundo círculo de la misma tela y fija los bordes por el lado largo del rectángulo, como lo hiciste con el círculo superior. Esta vez, sin embargo, no lo fijes completamente. Deja suficiente espacio para colocar la cremallera.
  11.  Agrega la cremallera y cose. Para cada bolsa, usa una que tenga al menos 1,2 m de largo. Cierra todo, luego desabrocha a un dedo de distancia como máximo. Empareja el lado derecho de una mitad con el lado derecho del círculo inferior y luego fíjalos. Luego, empareja el lado derecho de la otra mitad con el lado derecho del rectángulo y haz lo mismo.

13.  Último paso, por fin… Rellena el sillón. Si usas un relleno alternativo, como espuma de poliestireno     expandido, viertela en la bolsa interior a través de la cremallera o espacio abierto. Si usas espuma expansiva, coloca el paquete sellado dentro de la bolsa interna. A continuación, ábrelo, retira el embalaje y cierra la bolsa con la cremallera a medida que se expande la espuma.

como hacer un sillón puff

Ok. Sabemos que fueron muchos pasos, pero te ahorrarás dinero y eso ya es bastante ganancia, ¿no crees? Pero sin lugar a dudas un sofá clásico le gana por mucho a un puff y en Sofamatch tenemos un catálogo para ti. ¡Entra ya!